Infinity

Productos más vistos

¡Precio rebajado! Kotail Mobile Unit Ver más grande

Kotail Mobile Unit

280918-0491

Nuevo producto

Bajo Pedido.Envio 7 a 15 dias

8,20 € impuestos inc.

-20%

10,25 € impuestos inc.

Ficha técnica

Descuento20%
InfinityInfanteria Ligera (IL)
MaterialMetal

Más

Blister con 1 miniatura: Kotail (2x Combi Rifle)

Notación en Lenguaje de Batalla Vaarso: Para los numerólogos Neebab, en el Kotail, el número 2040, el cuarenta, relacionado con la habilidad personal para determinar el destino propio, anula parte de los aspectos negativos del número dos mil, como son la inestabilidad e imprevisibilidad, potenciando sus aspectos vinculados al cambio y al movimiento. De este modo, Kotail implica confianza, velocidad y acción sin pausa.

Perfil: A medida que el enfrentamiento con el Ejército Combinado se escalaba y recrudecía, las fuerzas del Tridente Tohaa dispersas por los Territorios Coloniales vieron cómo se iban quedando paulatinamente aisladas a causa del severo castigo al que se veían sometidas sus líneas de suministros. Llegada a esa situación, los mandos territoriales Tohaa se vieron obligados a imponer un cambio en sus métodos de combate. Frente a un adversario dotado de un poder en estado puro, con recursos que semejan interminables, no parece haber fuerza capaz de ofrecer resistencia. Así que el único modo de derrotarlo es emplear la inteligencia y buscar alternativas de combate. El mando Tohaa del sistema Ceenle, enfrentado a unidades fuertemente blindadas, optó por recurrir a la audacia y al atrevimiento, de modo que crearon a los Kotail. Si no podían enfrentarse de manera directa a sus adversarios, serían más rápidos y móviles que ellos, rodeándolos y sobrepasándolos, disparándoles con todo lo que tuvieran, abrumándolos con una lluvia de fuego que les caería desde todas partes. Aplicando una versión extrema de las tácticas de “fuego y movimiento”, los Kotail se cruzan el campo de batalla lanzados a tope, corriendo y saltando al máximo de lo que da su simbionte de movilidad, metidos en lo peor del combate, con sus dobles holográficos zumbando a su alrededor. Se arrojan de cabeza y a toda velocidad a la lucha., sin pausa ni descanso, porque saben que como se paren en medio de ese infierno, ya estarán muertos. Son conscientes de que el fuego hostil del enemigo los destrozará por completo, porque en los puntos calientes donde ellos actúan sus holoecos son una protección escasa. Así que una vez que han entrado en combate, ya no pueden parar. Siempre en movimiento, siempre a tope hasta el final.